otra revolución gastronómica

Medir valores nutricionales de un plato haciendo una simple fotografía con nuestro smartphone llegará en muy poco tiempo

¿te pillará desprevenido?

¡SIGUE LEYENDO!

Presta atención a la nueva moda que está llegando

Allá por 2015 y a través del programa de televisión El Hormiguero pudimos conocer algo novedoso, un espectrómetro para alimentos de pequeño tamaño llamado TelleSpec. Aquí el vídeo.

Este espectrómetro va acompañado de una aplicación para smartphone y es aquí, en la pantalla del dispositivo, donde se muestran los resultados del análisis. Después hemos conocido otros, como SCiO y DietSensor.

Puedes llevar el aparato al supermercado y analizar los productos como se ve en este vídeo

Bien, no deja de ser un aparato que hay que llevar consigo y además caro -cada día menos- por lo que su éxito comercial todavía no es masivo, pero…

Pero los fabricantes de Smartphone ya se han fijado y en poco tiempo tendremos en el mercado teléfonos inteligentes que llevan un espectrómetro incorporado, sin aparatos adicionales. Como el Samsung Galaxy S11 que saldrá al mercado en 2020. O el chino ChangHong2, calificado como el primer terminal con sensor molecular.

Tan cómodo como hacer una foto será analizar un alimento y a medida que se vaya popularizando y desarrollando la tecnología podrá analizar perfectamente la combinación de varios alimentos incluso platos preparados.

Algo se está viendo ya con CalorieMama, donde puedes subir cualquier foto de un plato preparado (en la imagen pollo rebozado) y lo analiza. Con mayor o menor acierto, es verdad, pero irá aprendiendo y mejorando sus análisis. 

Fíjate bien, no analiza el alimento sino que analiza una foto del alimento

La tendencia a ofrecer información nutricional de los alimentos que se consumen va al alza desde hace años. En Finlandia, la empresa Metos fabrica Nutrime, muebles Buffet con pantalla de información nutricional y tarjeta personalizada de seguimiento que recibió el premio Smart Label en la feria Host 2013, en Milán. Mira el vídeo aquí.

Interés del consumidor por el análisis molecular de alimentos

Está claro que el consumidor tiene un interés en estas cosas. Algunos por enfermedades, como las personas diabéticas que podrán analizar la carga de azúcar que puede llevar un alimento, los alérgicos a los que un error puede costarles la vida o lo intolerantes a algún alimento como los celíacos

Los profesionales y entidades que se dedican a cuidar enfermos; geriátricos, hospitales. O los padres que quieran proporcionar una dieta ajustada a las necesidades particulares de sus hijos serán, seguro los pioneros en el uso de estas aplicaciones.

También Veganos que deseen asegurarse de que no hay ningún componente animal en su plato pueden ser pioneros en el uso. Otras personas menos necesitadas tendrán un interés meramente informativo para ellos y simplemente controlar un poco lo que comen. A este respecto ya hay aplicaciones como YUKA, que lee códigos de barra y ofrece la información nutricional e incluso puntúa si es más o menos saludable.

¿Y tú, hostelera, qué vas a hacer?

No falta mucho para que una aplicación puntue nutricionalmente tus platos y posiblemente salgan por todas partes listados del tipo «los restaurantes más saludables de Bilbao» o «donde comer sin grasas saturadas en Valencia»

Adelantate, comienza ya a ofrecer información nutricional de los platos de tu carta, de tus tapas, de tus bocadillos. Es pronto todavía, hay tiempo para aprender y hacerlo bien cuando llegue el momento. Desde luego, después de leer este artículo no podrás decir que te llevas una sorpresa y que no has tenido tiempo de adaptarte. La tecnología avanza imparablemente y la hostelería -sobre todo la pequeña hostelería- que no se adapte las pasará canutas. Al tiempo.

Este sitio web utiliza cookies propias para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.
Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba