¿Por qué se pega la puerta de mi nevera y cómo evitarlo?

¿Por qué se pega la puerta de mi nevera y cómo evitarlo?

Entre los principales problemas que nos encontramos cuando hablamos de neveras se encuentran aquellos que están relacionados con la goma de la puerta de este electrodoméstico. Por este motivo, vamos a hablar de una de las cuestiones que nos llegan con más frecuencia en nuestro ámbito. Está se encuentra relacionada con el momento en que vamos a abrir la puerta de la nevera y notamos que está tan pegada que no la podemos abrir sin hacer fuerza.

Este es un problema muy común en la mayoría de los hogares. En principio no es una cuestión grave, aunque debes darle cierta importancia, ya que, a la larga, este problema puede terminar dañando la goma de tu electrodoméstico y este puede llegar a perder el hermetismo del interior del mismo respecto al exterior. Por este motivo, en este artículo vamos a mostrarte algunas formas de evitar y solucionar este problema. Sigue leyendo si quieres encontrar una solución efectiva para tu frigorífico.

¿Por qué se pega la puerta de la nevera?

¿Por qué se pega la puerta de mi nevera y cómo evitarlo?

Como hemos mencionado anteriormente el hecho de que la puerta de la nevera se pegue al intentar abrirla hace que, en ocasiones, debamos tirar con fuerza para abrirla. Es recomendable evitar este tipo de acciones, ya que, como hemos comentado, puedes terminar destrozando la goma de la nevera y haciendo que esta pierda su adherencia.

El resultado de realizar esta acción a lo largo del tiempo en repetidas ocasiones puede hacer que tu frigorífico no esté herméticamente cerrado, por lo que dejará escapar el frío y el interior del mismo no alcanzará nunca la temperatura deseada, a pesar de trabajar continuamente. Por este motivo, gastarás una mayor cantidad de energía eléctrica, ya que este electrodoméstico, con ello, perderá su eficiencia energética.

Por ello, para que esto no ocurra, recomendamos acudir directamente a las causas por las que se pueden dar este tipo de problemas. Entre ellas, podemos encontrarnos con que la goma de la nevera está defectuosa o dañada, pero no es la única razón por la que se puede dar. De hecho, otra de las causas principales suele ser que la junta está sucia debido a derramamientos de residuos o sustancias pegajosas sobre la misma.

De igual forma, también puede darse el caso de que la goma de la nevera se quede demasiado seca, por ejemplo, en verano. Por último, también se puede dar porque el aire del interior del frigorífico reduce su volumen al enfriarse, provocando una diferencia de presión entre el interior y el exterior, generando una fuerza de succión.

¿Cómo evitar que se pegue la puerta de la nevera?

¿Por qué se pega la puerta de mi nevera y cómo evitarlo?

Como hemos comentado, existen varias causas por las que se puede pegar la goma de la puerta del frigorífico. Si esta está defectuosa o rota, puedes tratar de sustituir o arreglar la goma de la nevera. De esta manera, lograrás que esta recupere su adherencia y garantice el hermetismo de este electrodoméstico.

Cómo solucionar una goma de nevera que no funciona bien

Así que, si te preguntas cómo arreglar la goma de la nevera, una buena opción es tratar de hidratar la coma de la nevera, por ejemplo, con vaselina pura. Gracias a ello, hidratamos el caucho que compone la misma y esta recuperará su elasticidad y esponjosidad originales. De esta manera, es posible que se soluciones este problema. Si el problema no está resuelto, probablemente debas contactar con el servicio técnico para que repongan esta pieza de tu electrodoméstico.

Cómo solucionar el problema de la junta sucia

Ahora bien, si notas que el problema se deriva de que la junta se ha ensuciado por el derramamiento de zumos o bebidas azucaradas, lo mejor que puedes hacer es limpiar la goma de la nevera. Para ello, tan sólo debes humedecer un trapo con una solución jabonosa elaborada a partir de jabón y agua tibia. Pasa el trapo húmedo por la goma hasta eliminar todas las manchas y ya lo habrás solucionado. Es recomendable volver a hacerlo, al menos, una vez al mes.

Cómo solucionar el problema del sellado al vacío de la nevera

Si tu problema está relacionado con el sello al vacío por la diferencia de presiones entre el interior y el exterior, lo mejor que puedes hacer es esperarte un par de minutos para volver a abrirla, especialmente si la acabas de cerrar. Esto se debe a que se genera una diferencia de presión entre el interior y el exterior de este electrodoméstico que se equilibra tras unos minutos.

No obstante, si tienes prisa, puedes meter el dedo por la esquina para hacer palanca y extraer la presión suficiente como para poder abrir la puerta sin tener que hacer fuerza para estirar. Esto se debe a que, si estiras continuamente la puerta, la goma se puede ir despegando e irá perdiendo su adherencia hasta que, en un momento determinado, ya no garantice el hermetismo de la nevera.

Ahora que ya sabes cómo evitar que se pegue la puerta de la nevera, puedes mantener tu electrodoméstico en óptimas condiciones y garantizar su eficiencia energética. Ya sea hidratando la goma, limpiando la junta regularmente o manejando la presión del sellado al vacío, estos consejos te ayudarán a prevenir problemas futuros y asegurar que tu nevera funcione de manera óptima, conservando tus alimentos en las condiciones adecuadas. Ahora bien, si tu nevera ya cuenta con muchos años de antigüedad y buscas un electrodoméstico más eficiente y moderno, no te olvides de visitar nuestro catálogo de neveras industriales. ¡Disponemos de una gran variedad de electrodomésticos para uso profesional!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propias para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.
Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba