Cómo regular la temperatura de una vinoteca para conservar el vino en perfecto estado

Cómo regular la temperatura de una vinoteca para conservar el vino en perfecto estado

Como seguramente sabrás, el vino es una de las bebidas más antiguas de la historia y una de las más apreciadas en el mundo. Se elabora a partir del mosto de uvas prensadas a través de determinados procesos que consiguen transformar los azúcares de los distintos tipos de uvas en alcohol. Sin embargo, esta bebida cuenta con un sabor y aroma únicos que hacen que tenga un gran impacto en la economía de muchos países de todo el globo.

De hecho, desde la producción de uvas en los viñedos hasta el embotellamiento y la venta, incluidos muchos negocios de hostelería y restauración, no cabe duda de que es una industria que genera miles de empleos y mueve mucho dinero en todo el planeta. Por ello, en la actualidad, en la mayoría de los locales del ámbito de la hostelería y de la restauración, como en los bares y los restaurantes, entre otros, es posible tener acceso a una amplia variedad de vinos de diferentes tipos, estilos, calidades y precios. Entre ellos, encontramos los blancos, los rosados, los espumosos y, por supuesto, los tintos.

No obstante, si te dedicas a este tipo de negocios o tienes pensado hacerlo, debes saber que, para disfrutar al máximo del aroma y del sabor de esta bebida, es importante que tengas en cuenta que cada vino se debe conservar y servir a una temperatura determinada. Esto se debe a que cuentan con aromas y taninos que sólo se disfrutan cuando se consume en condiciones óptimas. Por este motivo, es importante saber cómo regular la temperatura de una vinoteca, que es un elemento indispensable en este tipo de establecimientos del ámbito de la hostelería y de la restauración.

¿Qué es una vinoteca?

Cómo regular la temperatura de una vinoteca para conservar el vino en perfecto estado

En rasgos generales, podemos decir que, tradicionalmente, se conoce bajo el nombre de vinoteca el lugar o local que se dedica a la conservación y a la exposición de vinos de alta calidad. Es decir, es un espacio que funciona como una especie de bodega donde se almacenan y exhiben una gran variedad de vinos de diferentes tipos y calidades. Una vinoteca, además, también es el lugar donde se almacenan -y se dejan madurar- los vinos en botellas en unas condiciones controladas de humedad, temperatura e iluminación para mantener su calidad y sabor cuando se sirven a los clientes.

En definitiva, queremos destacar que la principal función de una vinoteca, en la actualidad, es promover y preservar el arte y la cultura del vino, ya que ofrecen un lugar ideal para los amantes del mundo de la enología. Es decir, es un espacio donde se puede apreciar y aprender más cosas sobre los diferentes tipos de uvas, regiones y los diferentes procesos de elaboración que hacen que, en última instancia, cada vino sea único y especial. Ahora bien, tampoco debemos confundirlas con las vinotecas de uso industrial.

¿Qué es una vinoteca industrial?

Como hemos comentado, es importante tener en cuenta que, cuando hablamos de una vinoteca industrial, no estamos hablando del tipo de locales en los que se vende y se promociona la cultura del vino como producto tradicional de gran valor, sino del equipo refrigerado que lleva el mismo nombre, pero que cuenta con una utilidad distinta.

Por ello, podemos decir que una vinoteca industrial es un equipo profesional de hostelería que sirve para almacenar y conservar botellas de vino de una forma adecuada y eficiente. Pueden ser equipos son un aspecto similar al de una nevera, pero con una puerta de cristal que deja ver los vinos en su interior. Dependiendo del tamaño del local y de la demanda de los clientes, pueden ser de mayor o menor tamaño.

Entre sus principales características, debemos destacar que estos equipos industriales cuentan con determinados sistemas de refrigeración y de control de humedad, así como con estanterías y racks específicos que pueden servir para depositar y organizar las botellas de vino de manera adecuada.

Como hemos comentado, pueden ser de gran utilidad en negocios dentro del ámbito de la hostelería y de la restauración, como bares, restaurantes o bodegas, etc., ya que permiten almacenar estos productos en condiciones óptimas para su venta y consumo. De hecho, ya que cada tipo de vino requiere de unas condiciones diferentes de temperatura, esta se puede regular perfectamente para poder servir cada vino como sea necesario.

¿Cómo se almacenan los vinos en una vinoteca industrial?

Ahora que sabes qué es una vinoteca industrial, te diremos que cuenta con la estructura adecuada para guardar vinos de manera horizontal o vertical, dependiendo de las necesidades de almacenamiento de cada botella, dependiendo de los materiales de los que esté compuesto el tapón para que no altere las características y las propiedades del producto.

Normalmente, la mejor manera para almacenar los vinos es en posición horizontal, ya que esto hará que el corcho se mantenga hidratado y no se oxide. Asimismo, es recomendable posicionar las botellas de vino con una ligera inclinación para que los sedimentos de la uva se depositen en el fondo.

Por último, para el almacenaje de este tipo de bebidas, te recomendamos que no posiciones tu vinoteca industrial en un lugar demasiado iluminado, ya que pueden afectar negativamente a este tipo de productos de alta calidad. Por ello, normalmente, vienen equipadas con iluminación LED tenue para que la presentación sea elegante y que la temperatura del interior no se vea afectada.

¿A qué temperatura debo poner una vinoteca industrial para conservar el vino?

Cómo regular la temperatura de una vinoteca para conservar el vino en perfecto estado

Como hemos ido comentando a lo largo de este post, la temperatura es uno de los factores más importantes que debes tener en cuenta al almacenar vino en una vinoteca industrial de tu negocio. Por ello, para conservar este producto la temperatura del vino blanco en una vinoteca, debe estar entre los 11ºC y los 13ºC para que estas bebidas se encuentren en el ambiente más óptimo de conservación. Temperaturas más altas pueden acelerar el proceso de envejecimiento del vino y afectar su sabor y aroma. Sin embargo, ten en cuenta que, para los vinos tintos crianza, reserva y gran reserva, lo más recomendable son las temperaturas de entre 14ºC y 18ºC.

Por ello, creemos que es vital mencionar la importancia del control de la temperatura en las vinotecas industriales, ya que fluctuaciones térmicas bruscas pueden afectar negativamente a la calidad del vino. Por ello, es recomendable que la vinoteca industrial cuente con un sistema de refrigeración que permita mantener y regular la temperatura y que esta sea constante.

Para concluir, podemos decir que regular la temperatura de una manera correcta en una vinoteca industrial es esencial para preservar la calidad del vino de cara a los clientes. Estos equipos, que resultan fundamentales en el ámbito de la hostelería y de la restauración, permiten garantizar las condiciones más óptimas de almacenamiento. Por ello, si quieres elevar tu negocio al siguiente nivel de calidad y mejorar la imagen de cara a tus clientes, no tenemos duda de que deberías adquirir una vinoteca industrial de calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propias para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.
Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba