Cámaras para maduración de la carne

Infrico AC 280 MDAB
  • ¡En oferta!
Disponible
Cámaras para maduración de la carne

Infrico AC 280 MDAB

INFRICO
P1732FSD
2.290,29 € 3.271,84 €
Infrico AGB701MDAB
  • ¡En oferta!
  • Nuevo
Disponible
Cámaras para maduración de la carne

Infrico AGB701MDAB

INFRICO
AGB701MDAB
3.788,63 € 5.412,33 €
Infrico VC 1400 MDAB
  • Precio rebajado / -35%
Disponible
Cámaras para maduración de la carne

Infrico VC 1400 MDAB

INFRICO
P1734FSD
3.823,96 € 5.883,02 €
Infrico VC 2010 MDAB
  • Precio rebajado / -35%
Disponible
Cámaras para maduración de la carne

Infrico VC 2010 MDAB

INFRICO
P1735FSD
5.421,34 € 8.340,53 €
Mostrando 1-4 de 4 artículo(s)

Cámaras de maduración de carne

La carne madurada está de moda. Pero no hablamos de algo pasajero sino de una tendencia creciente que ha llegado para quedarse.

Las cámaras de maduración de carne son los dispositivos encargados de hacer esta labor con seguridad (cumpliendo los requisitos alimentarios).

Y lo mejor para tu negocio, la carne madurada:

  • Aumenta la rentabilidad.

  • Atrae clientes de mayor poder adquisitivo.

  • Aporta diferenciación respecto a la competencia.

Invertir en una cámara de maduración de carne es una excelente forma de darle un nuevo aire a tu local.

¿Qué es y cómo funciona una cámara de maduración de carne?

Una cámara de maduración de carne, también conocida como cava o nevera de maduración, es un dispositivo que permite controlar la temperatura, la humedad y la ventilación en su interior.

Tiene como objetivo crear un entorno ideal (y seguro) para la correcta maduración de las carnes.

Son dispositivos industriales muy precisos que ofrecen un control exhaustivo de las condiciones para lograr carnes gourmet de la máxima calidad.

Cómo son las carnes maduradas que consiguen estas cavas

Gracias al proceso de maduración, la textura de la carne cambia por completo, como también lo hace el sabor.

Las carnes que han sido debidamente maduradas se convierten en mucho más sabrosas y suculentas, lo que las convierte en tan deseadas. Una verdadera delicia para cualquier gourmet que se precie.

Estas cavas de maduración dan como resultado carnes intensas que se deshacen en la boca. Melosas. Aterciopeladas. Con un sabor profundo y complejo.

Ventajas de utilizar estas neveras de maduración

La principal ventaja de utilizar una cámara de maduración de carnes es que permite mejorar la calidad de los productos. Gracias al entorno controlado, puedes estar seguro de que cada uno de los cortes tendrá la textura y el sabor que estás buscando.

Otra gran ventaja es que son eficientes y muy fáciles de usar. Solo tienes que establecer los parámetros que necesitas y dejar que la máquina haga su trabajo. Además, es un aparato muy versátil, ya que también se puede utilizar para madurar quesos o embutidos. 

La última de las ventajas, y quizá la más importante, es que gracias a la cámara de maduración de carne puedes conseguir una mayor rentabilidad para tu negocio. La carne madurada se vende a un precio más alto y es un tipo de producto que atrae a clientes de alto nivel.

Lograrás más clientes rentables. ¿Hay mayor ventaja que esa?

Tipos de carne que se pueden almacenar en una cámara de maduración

De primeras, si te dicen “carne madurada” piensas automáticamente en el vacuno mayor: buey o vaca.

Y así es. El vacuno es la estrella de las cavas de maduración.

Sin embargo, también hay hueco para madurar otro tipo de carnes como las de cordero o cerdo, con las que chefs de todo el mundo ya están experimentando.

No obstante, es importante tener en cuenta que cada tipo de carne tiene sus propias características y requiere un tratamiento diferente. Por eso es tan importante tener una buena cámara de maduración que te permita controlar todas las variables al milímetro.

No sirve cualquier vitrina para madurar la carne.

¿Cómo elegir la cámara de maduración de carne adecuada?

Si has decidido invertir en una cámara de maduración, el siguiente paso es dar con el modelo adecuado. Uno que se ajuste como anillo al dedo a las necesidades de tu negocio. 

Lo más importante es que te permita controlar todas las variables de forma milimétrica. Porque cada tipo de carne y cada corte exige una humedad, un tiempo y una temperatura diferentes.

Además, antes de comprar una cámara o cava, también es vital tener en cuenta la capacidad que necesitas. No es lo mismo madurar carne para un pequeño restaurante que para un gran negocio de restauración. 

¿Qué cámara de maduración te recomendamos comprar?

En La Hostelera solo confiamos en primeras marcas.

Nuestra recomendación son las cámaras de maduración Infrico. Esta marca es líder del sector. Ofrece una calidad superlativa

Las cavas Infrico están diseñadas para madurar carnes con todas las garantías. Están hechas por y para los negocios de hostelería.

Dentro de su catálogo encontramos dos grandes tipos de cavas:

  • Tipo armario (verticales).

  • Tipo vitrina (horizontales).

Las cavas verticales son más adecuadas cuando el espacio es un problema. En ellas podrás madurar lomos, chuleteros o costillares.

Las cavas horizontales de Infrico añaden mayor protagonismo a la carne madurada. Son vitrinas de maduración que impactan al comensal nada más entrar por la puerta del establecimiento, invitándolo a degustar una de esas deliciosas (y rentables) piezas.

¿Te has fijado?